Nadie fue capaz de hablar de la muerte

 

Nadie fue capaz de hablar de la muerte. De esta
forma pública de morir así de golpe, tan vivo,

solamente. Nadie supo anticipar la miseria
ni el veneno de la tinta del verso en el interior

del idioma del lenguaje. Nadie quiso ver la utilidad
ni la posibilidad práctica de la cura parcial

del espanto. Nadie pudo poner fin al rango, consagrar
su vida al brillo, al rezo, al murmullo riguroso

de la materia infinita del agua sobre los resquicios
impalpables de este cuerpo, ni abrigar la carencia

más atenta en la manera sutil de aparecer
así de breve, tan callada, enteramente. Nadie.

 

( 2017 )

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s